Por qué no necesitas apagar tu ordenador casi nunca?

Es muy probable que nos haya entrado la duda alguna vez en dejar la computadora prendida o apagarla, será necesario apagarla o no, si la apago ¿contribuirá a aumentar la vida útil de la computadora?

Al final, que es mejor: ¿apagar la computadora o dejarla encendida todo el tiempo?

Los especialistas de grandes empresas como HP y Seagate nos dicen que realmente no existen grandes problemas en dejar la computadora siempre encendida. Si el consumo de energía no es realmente importante, no es gran problema en dejar la computadora encendida.

Es lógico pensar que dejar la computadora encendida disminuye algo su vida útil, aunque eso sí, es muy seguro que jubiles a tu computadora por estar desactualizada que por estar “gastada” por haberla dejada encendida mucho tiempo.

Si se usa la computadora varias veces al día, lo mejor es dejarla encendida entre cada intervalo de tiempo; pero si utilizamos la computadora por períodos cortos de tiempo, es decir una o dos horas al día, o incluso menos, lo mejor es apagarla en cuanto se deje de usar.

La realidad es que no existe una respuesta única a la pregunta de dejarla o no apagada, sino más bien ventajas y desventajas para cada usuario en función de la frecuencia de uso, pero lo que si podemos hacer es utilizar las opciones que nos proporciona Windows para esos momentos de inactividad

Son dos funciones que a veces se confunden entre sí, no siempre está clara la diferencia entre suspender e hibernar el sistema en Windows.

Suspender el equipo es como un sueño profundo, mientras que hibernar es más como una criogenización.

Suspender el equipo o hibernarlo son dos opciones que llevan tiempo apareciendo en las sucesivas versiones de Windows, se parecen entre sí, pero cumplen funciones distintas. Ambas introducen al equipo en un modo de ahorro de energía, permitiendo un arranque rápido cuando sea necesario, de manera que el usuario podrá volver a retomar sus tareas donde las dejó nada más encender el sistema.

La principal diferencia entre suspender e hibernar los dispositivos con Windows está en cómo guarda la información cada una de estas dos opciones. Ambas lo hacen automáticamente antes de detener la actividad, sin embargo, la suspensión guarda el trabajo y la configuración del dispositivo en la memoria RAM, mientras que al hibernartodos estos datos se almacenan en el disco duro.

De aquí se derivan las diferencias funcionales entre las dos opciones. Suspender el equipo permite un arranque más rápido del mismo, volviendo de forma más inmediata a las tareas que se estaban llevando a cabo, pero el ahorro de energía es menor. Todo lo contrario que al hibernar. En este caso el dispositivo tarda algo más en arrancar, pero se ahorra más energía.

La diferencia entre suspender e hibernar pasa, por tanto, por el tiempo que la computadora estará en este estado. Si va a ser un pequeño descanso, unas pocas horas, la suspensión facilita un arranque más rápido y resulta más cómoda. Pero si el usuario se excede en el tiempo de espera el equipo puede quedarse incluso sin batería. Esto es más difícil que ocurra con la hibernación.

Fuente: https://www.azulweb.net/

Acerca de Pablo

Responsable de Informática en Enjoy Life. Analista en Computación - M.P.: 3233 del CPCIPC - Apasionado por Star Wars, Volver al Futuro y El Señor de los Anillos. Gamer.

Prendete y Comentá!