Cómo y por qué apostar al E-Commerce en Argentina #ECommerce

El comercio electrónico se transformó en uno de los grandes logros no solo de la globalización sino también de la transformación digital. Poder comprar cualquier producto a tan solo un clic de distancia es la herramienta favorita de los que prefieren salir de shopping desde la comodidad de su hogar.

Ante el avance del e-commerce, que el año pasado llegó a facturar $ 102.700 millones en el país, las distintas industrias comienzan a moverse para subirse al tren de las ventas en línea de los argentinos, tanto en el país como en el exterior.

Si bien la baja en el consumo afectó a casi todos los rubros, el comercio electrónico parece haber sido la excepción, ya que durante el 2016, según un informe de Kantar TNS, a nivel local aumentó un 51 por ciento la facturación por ventas online con respecto al año anterior. Los pronósticos solo auguran crecimiento para este sector. Aunque todavía representa una pequeña porción del total de las ventas de los negocios, casi 2 por ciento de acuerdo a las estimaciones de Forrester and Channel Advisor Estimates, este número podría crecer y llegar al 3 por ciento para el 2019, marcando de esta manera un crecimiento superior al 50 por ciento.

Argentina viene posicionándose como un jugador clave en el mercado de comercio electrónico en la región, sus más de 30 millones de usuarios de internet y una penetración de la red de más del 69 por ciento lo vuelven un player atractivo para los marketplaces internacionales.

El 75% de los argentinos realiza compras online en sitios web y solo el 10% lo hace en aplicaciones.

 

Una de las mayores virtudes de poder comprar productos por internet es la posibilidad de explorar las distintas tiendas en línea del exterior. Desde teléfonos y tablets hasta vestidos y libros, todo es factible de ser conseguido en la red. Un estudio realizado por Ipsos a pedido de PayPal en 2015 reveló que la categoría ropa, accesorios y zapatos es la más solicitada via e-commerce transfronterizo por los argentinos con un 35 por ciento del total, seguida muy de cerca por los dispositivos electrónicos con un 30 por ciento. El gran dominio que los millennials tienen de la tecnología los convierte en uno de los principales públicos. Y, de analizarse a nivel regional, los jóvenes de la Generación Y realizaron más compras en línea que el resto de los usuarios generales de internet durante 2015, ya que representaron un 66 por ciento versus 62 por ciento.

Uno de los principales inconvenientes para realizar compras online en el exterior llega al momento de realizar el pago, ya que muchos argentinos no cuentan con tarjetas de crédito internacionales para las transacciones. Según el mismo estudio de Ipsos, el 54 por ciento de los compradores en línea argentinos abandonaron una operación transfronteriza en 2016 y esto se debe a que solo el 27 por ciento de los adultos tiene tarjeta de crédito. Si tenemos en cuenta las tarjetas internacionales la cifra baja aún más.

Algunos servicios han logrado resolver esta problemática y potenciaron el desarrollo del e-commerce, que en 2016 superó la facturación de los shoppings. Por ejemplo, los clientes de PayPal que tengan una cuenta en Argentina tienen la posibilidad de utilizar el servicio de recargas que lanzó recientemente en alianza con Nubi. Cada usuario puede transferir hasta US$ 2000 mensuales para realizar compras online en Estados Unidos, China y Europa sin la necesidad de contar con una tarjeta de crédito internacional. Este es un servicio que mejora significativamente las transacciones del consumidor, ya que aumenta el poder de compra y extiende el alcance de los comercios a los que pueden acceder. Los argentinos ya no tienen que preocuparse por los límites de tarjetas de crédito y pueden realizar compras en cualquiera de los millones de sitios donde se acepta PayPal. Hasta el día de hoy, la única manera que tenían los consumidores argentinos de comprar en el exterior con PayPal era mediante tarjetas de crédito internacionales.

PayPal y Nubi ya habían lanzado en marzo un servicio de retiro de pagos internacionales para pymes.

 

Es así que tanto empresas como consumidores asimilan poco a poco la transformación digital. Las compañías saben que, aunque es un camino largo, deben hacerlo para mantenerse competitivas y no perder terreno en vistas al mercado del futuro. Trabajar en la logística y en ofrecer métodos de pago seguros serán algunas de las claves en las que tendrán que hacer foco para poder captar a este pool de clientes deseosos de hacer las compras desde sus propias casas.

Fuente: http://www.apertura.com/

Acerca de Pablo

Responsable de Informática en Enjoy Life. Analista en Computación - M.P.: 3233 del CPCIPC - Apasionado por Star Wars, Volver al Futuro y El Señor de los Anillos. Gamer.

Prendete y Comentá!